La mentoplastia es una intervención quirúrgica estética que te ayuda a reducir el tamaño del mentón, ya sea aumentar, disminuir o remodelarla tridimensionalmente, dependiendo de lo que lo que el paciente necesite.

También conocida como cirugía del mentón, este un procedimiento sencillo y rápido. Que puede cambiar los rasgos faciales favorablemente, y pueden aplicar a ella hombres y mujeres, mayores de 18 años.

Hay hombres que quieren un mentón más marcado, mientras que las mujeres desean una definición más suave.

Características de la mentoplastia:

  • Las personas que se hacen este tipo de procedimientos se recuperan en tres días y sin hematomas.
  • La cicatriz estará ubicada dentro de la boca justamente abajo del labio, no será para nada visible.
  • Sigue todas las recomendaciones de tu médico para que no tengas problemas durante la cirugía, tales como complicaciones con la anestesia, hemorragias o infección.
  • El tiempo de duración es de 20 minutos a 30 minutos.
  • La anestesia es local (duermen una parte del cuerpo) y ambulatoria, sin necesidad de hospitalización.
  • Obtienes un resultado estético inmediato.

    Procedimiento:

    • Iniciando con una pequeña incisión intraoral el médico aborda el hueso del mentón, para realizar los movimientos de retroceso o avance, descenso o rotación en el mentón, para mejorar los rasgos faciales de la personas, especialmente en el perfil.
    • También existen dos técnicas la lipoestructura, con la que extraerán grasa de mismo paciente por medio de una liposucción, para ser implantada en la zona, o la colocación de una prótesis de silicona que te dará una mayor prominencia en la barbilla.

    Pero no todo tiene que ser quirúrgico, ya que hay otras alternativas, como el relleno de mentón por medio de inyecciones, un procedimiento rápido, sin inconvenientes y con resultados satisfactorios.