Carboxiterapia: ¿Qué es, para qué sirve y qué beneficios tiene este tratamiento?

Clínica Doctor Escobar,Tratamientos
Tratamiento Carboxiterapia
Tabla de contenidos

Actualmente la carboxiterapia es uno de los procedimientos de moda en la medicina estética, y no es para menos, ya que ofrece una gran cantidad de beneficios para la piel y la salud corporal en general. En este artículo, descubrirás qué es la carboxiterapia, cómo funciona y para qué se utiliza. Si estás interesada en conocer más sobre este tratamiento y sus beneficios, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la carboxiterapia y en qué consiste?

La carboxiterapia es un innovador tratamiento estético no quirúrgico, en el que se infiltra dióxido de carbono (CO2) en los tejidos subcutáneos mediante inyecciones. Este gas, que es naturalmente expulsado por nuestro cuerpo, juega un papel crucial en la oxigenación de las células corporales.

Inicialmente se aplican varias inyecciones de CO2 mediante una aguja fina de forma superficial en la zona a tratar. Una vez el gas carbónico es administrado, provoca una serie de reacciones fisiológicas. La primera es una vasodilatación local, que mejora significativamente la circulación sanguínea en la zona tratada. Esto a su vez aumenta el suministro de oxígeno y nutrientes a los tejidos, lo cual facilita la eliminación de toxinas y estimula la destrucción de células adiposas.

Este procedimiento no solo es efectivo para la piel, sino que también ha demostrado ser un complemento útil en tratamientos postoperatorios, como la liposucción, ayudando a mejorar los resultados y a reducir la aparición de hematomas y cicatrices.

En general, las sesiones pueden durar entre 20 y 60 minutos y, dependiendo del área y las necesidades específicas, se determinará el número de sesiones requeridas.

¿Para qué se utiliza?

Si bien este procedimiento se utiliza para tratar una amplia gama de problemas, las aplicaciones más populares de la carboxiterapia incluyen:

  • Reducción de cicatrices y estrías.
  • El tratamiento capilar.
  • La eliminación de ojeras.
  • Reducción de la celulitis.
  • Flacidez facial.

 

Una de las principales aplicaciones de la carboxiterapia es el tratamiento de las estrías y cicatrices. Al estimular la producción de fibras colágenas y aumentar la circulación, este tratamiento puede ayudar a atenuar la aparición de éstas y mejorar la textura y el tono de la piel con el tiempo. Esto es especialmente útil para quienes han perdido peso recientemente, han dado a luz o simplemente desean mejorar el aspecto de su piel.

La carboxiterapia también puede utilizarse para eliminar las ojeras. Esto se debe a que el gas de dióxido de carbono que se inyecta en la zona puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo y a reducir la inflamación, con lo que disminuye las ojeras. Además, este tratamiento puede ayudar a afinar la textura y el aspecto de la piel alrededor de los ojos, haciéndola parecer más brillante y joven.

Otra de las aplicaciones más comunes de este tratamiento, es para la pérdida de cabello y otros problemas capilares, ya que el dióxido de carbono puede estimular la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y mejorar el suministro de oxígeno y nutrientes a los folículos pilosos, lo cual favorece la recuperación de la fuerza y el crecimiento del cabello en zonas debilitadas.

En general, la carboxiterapia es un tratamiento versátil y eficaz que puede ayudar a mejorar una variedad de problemas estéticos.

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento con carboxiterapia?

En los últimos años, la carboxiterapia se ha hecho cada vez más popular, debido a sus múltiples beneficios. Para empezar, este tipo de tratamiento puede ayudar a mejorar la textura y el tono de la piel

Este tratamiento aumenta la oxigenación y mejora la circulación sanguínea, favoreciendo así la producción de fibras de colágeno y elastina. Estas proteínas, además de ser vitales para preservar la firmeza y elasticidad de la piel, contribuyen a atenuar las arrugas, líneas de expresión, estrías y cicatrices.

Además, se ha demostrado que la carboxiterapia ayuda a reducir la celulitis y eliminar grasa localizada, al descomponer las células grasas de la zona de aplicación.

Por otra parte, la carboxiterapia también es beneficiosa para quienes padecen dolor crónico y trastornos circulatorios o enfermedades causadas por problemas de circulación, como varices o enfermedad de Raynaud. Al mejorar el tránsito y disminuir la inflamación, este tipo de tratamiento ayuda a aliviar el dolor y favorece en gran medida la curación

Por último, cabe destacar también que este tratamiento es una gran opción para reducir la hinchazón y las ojeras, ya que estimula el drenaje linfático y ayuda a eliminar las toxinas y el líquido sobrante.

¿Cuáles son los posibles riesgos y contraindicaciones?

Aunque la carboxiterapia es un tratamiento totalmente seguro, como cualquier procedimiento médico-estético, puede presentar ciertos riesgos o efectos secundarios. Estos varían según cada paciente y las condiciones específicas del tratamiento, pero generalmente son leves y temporales. Entre los más frecuentes se encuentran:

Es importante recordar que la carboxiterapia debe ser realizada por profesionales médicos capacitados y en un entorno clínico adecuado para minimizar estos riesgos. Además, es importante tener en cuenta que no es recomendable para ciertos grupos de pacientes, como aquellos con enfermedades cardiovasculares graves, trastornos de la coagulación, enfermedades respiratorias severas, o mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Conclusión

En conclusión, como has podido ver a lo largo de este artículo, la carboxiterapia ofrece una gran cantidad de beneficios para la piel, el cabello y el cuerpo en general. Se convierte, por tanto, en una opción cada vez más popular para aquellas personas que desean mejorar su apariencia estética y cuidar su cuerpo.

En Clínica Escobar somos especialistas en el tratamiento de carboxiterapia. Así que si vives cerca de Sevilla o Huelva, no dudes en contactar con nosotros para solicitar información sin compromiso sobre nuestras sesiones de carboxiterapia.

Compartir