Tener dudas antes de una operación de cirugía estética es algo normal en cualquier paciente. Por ello, hemos elaborado esta guía de recomendaciones para una operación de cirugía estética:

Preoperatorio

1. Tomar la decisión de llevar a cabo una operación de cirugía estética es algo muy personal, y una decisión que debes meditar bien. Has de tener claros los motivos por los que quieres someterte a la operación. Fundamentalmente debes querer realizar este cambio de aspecto por ti mism@, nunca por presiones sociales o por recomendaciones de otras personas.

2. Una vez tienes tomada la decisión, elegir clínica de cirugía estética es un trabajo de vital importancia. Acude siempre a una clínica de cirugía estética de confianza y con experiencia, con profesionales cualificados y especializados en el tipo de operación que deseas realizarte. Además, si estás buscando clínica de cirugía estética en Sevilla para hacerte un tratamiento, en Clínica Escobar podemos ayudarte.

3. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la confianza con tu cirujano es fundamental para lograr un resultado satisfactorio. Hazle todas las preguntas tengas antes de la operación, así entenderás por completo en qué consiste la intervención y el periodo de recuperación posterior. Debes dejarte aconsejar por él. Se trata de un profesional con experiencia y es la mejor persona para aconsejarte sobre el cambio estético que mejor te sentará.

4. La semana previa a la operación procura comer sano, beber mucha agua y reducir el consumo de bebidas gaseosas y alcohólicas. Además, deberás intentar no fumar durante unas semanas antes (3-4 semanas) de la operación. El tabaco es perjudicial para la salud, pero también para la correcta evolución y cicatrización de tus heridas. Siempre es un buen momento para dejar de fumar, ¡y con la excusa de hacer este cambio que tanto deseas más todavía!

5. Habla con tu familia para explicarles la operación a la que vas a someterte. Muchas personas pueden sentir vergüenza de contar este tipo de operaciones a familiares o amigos, pero éstos son el mejor apoyo que podrás tener las semanas previas y posteriores a la operación, donde necesitarás de su ayuda y sus cuidados durante la recuperación.

El día de la operación

1. Previo a la intervención, deberás proporcionar a tu cirujano las pruebas preparatorias que se te han realizado, así como firmar un consentimiento de la intervención. Te facilitaremos hojas de recomendaciones pre y postoperatorias, así como hoja de ingreso para el hospital, y así hacerte las cosas más fáciles. Para ello, días antes hazte una carpeta con toda la documentación para que no te dejes nada olvidado.

2. En cuanto llegues a la clínica, habla con tu médico para hacerle saber las últimas dudas sobre el proceso que hayan podido surgirte. No esperes a después de la operación, es mejor perder unos minutos para resolver estas dudas que llevarte sorpresas indeseadas después.

3. Lleva ropa cómoda, tanto si se trata de una cirugía ambulatoria y podrás marcharte a casa, como si debes permanecer ingresad@ alguna noche. Según el tipo de operación, lleva ropa adaptada para la misma. Si la intervención se lleva a cabo en el torso o en la cabeza utiliza prendas abotonadas por delante para poder quitarlas y ponerlas fácilmente. Evitar ir maquillada y el uso de cremas hidratantes corporales el día de la intervención. Es preferible que no lleves esmalte en las uñas.

4. El día de la operación levántate con el tiempo suficiente para no ir corriendo. Seguro que te sentirás nervios@ por la intervención, por lo que, lo último que necesitas es más estrés y tener que ir corriendo. Ve con tiempo a la clínica por si hay mucha gente en admisión o hay que rellenar papeleo de última hora.

5. Si has seguido todas las recomendaciones para antes de la operación de cirugía estética, siéntete tranquil@ el día de la operación. Debes relajarte y estar segur@ de la decisión que has tomado. Si los nervios te juegan una mala pasada, habla con tu médico para que te tranquilice.

Postoperatorio

1. Los días posteriores a la operación no vas a estar en condiciones de hacer muchos movimientos, por lo que asegúrate que alguien va a estar acompañándote en todo momento para que te ayude a cosas como desplazarte por la casa, ducharte (si tu médico lo permite) o para que te preparen la comida.

2. Sigue estrictamente las recomendaciones que te ha dado tu cirujano plástico. Haz reposo relativo durante el tiempo indicado y acude regularmente a las revisiones que te han marcado para comprobar que todo evoluciona de manera satisfactoria.

3. En cualquier momento y ante la menor anomalía, acude a tu clínica o al hospital. Aunque es infrecuente, después de una operación de cirugía estética pueden aparecer infecciones, las cuales hay que paliar de manera inmediata para que no originen complicaciones mayores.

4. Durante el tiempo que te ha recomendado tu médico no hagas ningún tipo de ejercicio físico que pueda impedir una correcta cicatrización. Las semanas posteriores a la operación las heridas están en proceso de cicatrización, por lo que debes tener cuidado en no realizar esfuerzos. Descubre cuándo es recomendable comenzar a practicar deporte después de una operación de cirugía estética.

5. Las semanas posteriores a la operación no te pongas nervios@ si todavía no puedes ver los resultados de la operación. La zona de la intervención está todavía inflamada, pero poco a poco ésta irá bajando, por lo que no te asustes si al principio el resultado no es tal y como esperabas. ¡¡Ten paciencia!!