Toxina botulínica para reducir la sudoración de axilas

La hiperhidrosis o sudación exagerada puede afectar a las axilas, las manos y los pies. Lo padecen el 3% de las personas. Puede ser una situación muy limitante, que se soluciona fácilmente con la infiltración de bótox.
Es un tratamiento muy eficaz, bien tolerado y seguro.

Al cabo de 2-3 días comienza a notarse una disminución del sudor y mejora de forma progresiva. El efecto dura entre cuatro meses y un año, según cada paciente. En el caso de la hipersudoración axilar, la duración media es de siete meses, pero puede llegar al año. Se puede repetir el tratamiento si fuese necesario.

Tipo de anestesia

Anestesico local en crema.

Tiempo de realización

30 minutos.

Tiempo de recuperación

Puede realizar su actividad habitual, desde el primer día.

PIDE CITA

Acepto los términos (*)