MAMOPLASTIA DE AUMENTO CON PRÓTESIS

AUMENTO DE PECHO

Recuerda siempre que tienes derecho a sentirte bien contigo misma; solamente decide cual va a ser el primer paso y no lo sigas postergando. ¡ Comienza ya !
La operación de cirugía estética de pechos se lleva a cabo en quirófanos de clínicas y hospitales acreditados por sanidad, perfectamente equipados.
Las prótesis mamarias que usamos son de última generación, pero si deseas una marca en concreto, podemos ofrecértela.
Estamos a tu disposición para aclarar cualquier tema que quieras consultar, sin compromiso alguno por tu parte.
Nuestra única y verdadera filosofía de trabajo es cumplir con las expectativas que hayas puesto en nuestro equipo.
Para informarte sobre tu aumento de mamas te podemos atender en nuestras clínicas de Sevilla y Huelva.

La cirugía estética de los pechos es un procedimiento quirúrgico que mejora el tamaño y la forma del pecho: aumenta el volumen, corrige asimetrías y recupera la pérdida de volumen tras el embarazo, la disminución de peso y el paso de los años.
Se puede asociar con una reconstrucción o mastopexia del pecho cuando hay un exceso de piel y está caído.
Para escoger los implantes mamarios adecuados, con el objetivo de conseguir el pecho que deseas, lo primero es decidir el volumen entre los diferentes tamaños de prótesis de mama que existen. Nosotros te orientamos en la elección para que no te quede el pecho separado, para que ganes volumen en el escote, …, pero la decisión en última instancia, será tuya. Para ello, te probamos diferentes medidores, que te hagan una idea de como te quedará el volumen. Cuando tenemos claro el volumen, escogemos el modelo de prótesis a implantar, a base a dos principios: tus deseos y las medidas de tu cuerpo (peso, peso estatura, estado de la piel de tu pecho, contorno torácico, separación de tu pecho, distancia entre tus pezones, …). Como seguramente sabes ya, hay diferentes formas de prótesis (redondas y anatómicas o popularmente conocidas como de gota de agua), diferentes proyecciones (baja, media, alta, extra-alta) y diferentes texturas.
La prótesis de mama se puede colocar en tres planos diferentes:
– debajo de la glándula o subglandular
– entre la fascia y el músculo o subfascial; la fascia es una membrana que cubre los músculos del organismo y en este caso el músculo pectoral mayor
– debajo del músculo pectoral o submuscular
La mayoría de las ocasiones la paciente escoge la colocación de la prótesis de mama en el plano submuscular; porque cuanto más profunda esté la prótesis, mejor se integra en el organismo y hay menos probabilidad de que aparezcan ciertos problemas como la contractura de la cápsula periprotésica, el rippling, la visualización en el escote del borde superior de la prótesis, dando aspecto de “bola” al pecho. Como siempre, te orientaremos sobre lo que más te conviene, pero la decisión última, siempre será tuya.
La colocación del implante se realiza a través de una pequeña incisión que puede ir en:
– la axila
– en el pliegue de debajo del pecho
– en el borde de la areola: esta es la vía más habitual, siempre que la areola mida más de 3,5 centímetros de diámetro.
Normalmente, no dejamos drenajes en la cirugía de los pechos. Dejar drenajes tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes, y tras estudiarlo decidimos no dejar drenajes de forma rutinaria.
Cualquier intervención puede ocasionar una pérdida de sensibilidad. Lo más habitual es que pases por una pérdida inicial de la sensibilidad; tras unas semanas se suele recuperar la sensibilidad, pudiendo haber un exceso de sensibilidad, resultando desagradable, incluso el roce de la ropa; finalmente, tras meses, se suele recuperar la sensibilidad habitual que tuviese la paciente.

PRUEBAS NECESARIAS ANTES DE LA CIRUGÍA

Al igual que otra cirugía, en el aumento de pecho, es necesario realizar previamente:

  • valoración por parte del cirujano
  • realización de unas pruebas complementarias:
    • analítica de sangre
    • ecografía del pecho
    • mamografía (si tienes 40 años o más y en el último año no te has realizado una)
    • electrocardiograma
    • otras pruebas, en función de posibles patologías que puedas presentar
  • valoración por parte del anestesista

 

TIPO DE ANESTESIA

El anestesista te seda inicialmente, y entras en un sueño profundo; en ese momento te ponemos anestesia local; es decir, durante la intervención no ves nada, no escuchas nada, y respiras sin la ayuda de una máquina.

TIEMPO DE CIRUGÍA

1 hora y 15 minutos.

TIEMPO DE ESTANCIA

No es necesario pasar la noche en el hospital; tras la intervención, el celedor te lleva a la Unidad de Reanimación; posteriormente, irás a la habitación. En cuanto te puedas levantar de la cama, toleres el alimento y no vomites lo que comas, …, te podrías marchar a casa.

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

Reposo relativo durante 3 días, 15 días sin esfuerzos; a partir de aquí, esfuerzos moderados como conducir y actividad normal a partir de los 30 días. Un trabajo de oficina se puede realizar a partir de los 3-7 días. Un trabajo de esfuerzos moderados (peluquería, conducir distancias cortas,…) se podría hacer a partir de los 15 días. Esfuerzos mayores (gimnasio, frutería,…) se puede hacer a partir del mes.

CUIDADOS TRAS LA CIRUGÍA

Al finalizar la cirugía, se te coloca un vendaje compresivo que se retirará a los 3 – 5 días y se sustituye por un sujetador ortopédico. A partir de este momento, se te darán 3 sesiones de ultrasonidos, que son totalmente indoloros y ayudan a mejorar las molestias, disminuir la inflamación y acelera la recuperación. NO PRESCRIBIMOS MASAJES, SON DOLOROSOS Y MENOS EFECTIVOS QUE LOS ULTRASONIDOS.
A los 14-21 días, se retiran los puntos de sutura. No hay que tirar y sacar el hilo, ya que esta hecho de un material especial , que el cuerpo reabsorbe.
En cuanto a los cuidados de la cicatriz, te recomendaremos hidratar la piel, aceite rosa mosqueta, Bio-oil, …, protección solar, láminas de silicona ó poliuretano, …., de pendiendo de tu evolución. Si fuese necesario de damos carboxiterapia que ayuda a acelerar el proceso de cicatrización y a mejorar el resultado.

RIESGOS MÁS FRECUENTES DEL AUMENTO DE PECHO

Lo habitual es que no ocurra nada, pero los riesgos más frecuentes son los de cualquier cirugía: hematoma en mayor volumen de lo normal, infección y efectos secundarios de los medicamentos que se emplean en la anestesia.
Los riesgos propios de la intervención del implante de prótesis, tenemos:
– la contractura de la cápsula periprotésica: cuando el organismo no puede deshacer, ni expulsar un cuerpo extraño alojado en su interior (cristal, piedra, prótesis de mama, …), lo envuelve en una cicatriz que se llama cápsula y así lo deja aislado. En ocasiones, igual que con las cicatrices de la piel, la cápsula que fabrica el organismo, es más gruesa y dura de lo habitual y se retrae comprimiendo y deformando la prótesis. Esto es lo que conocemos como contractura de la cápsula periprotésica. El endurecimiento de la cápsula puede tener una intensidad variable que va desde el leve endurecimiento a la deformación del pecho con un intenso endurecimiento. Se desconoce el por qué se comporta así el organismo, pero puede ocurrir en cualquier momento.
– el desplazamiento de prótesis
– alteraciones de la cicatriz: habitualmente queda una marca fina, algo más clara que la piel circundante, pero en ocasiones, el organismos puede fabricar una cicatriz hipertrófica, e incluso un queloide. La mayoría de las veces, podemos hacer algo, para corregir la cicatriz defectuosa que ha desarrollado el organismo.
– alteración de la sensibilidad: como en cualquier otra cirugía puede ocurrir una alteración de la sensibilidad que normalmente es temporal, aunque puede ser permanente.

PRECIO

El precio puede variar, dependiendo de cada caso particular, pero como orientación te diremos que cuesta desde 83€ al mes.

¿QUE ME INCLUYE EL PRESUPUESTO?

– Primera consulta
– Consulta técnica (aclarar dudad y concretar el modelo de prótesis definitivo)
– Estudio preanestesia con el especialista en Anestesiología y Reanimación
– Analítica preoperatoria
– Ecografía preoperatoria
– Mamografía preoperatoria (solo se solicita para determinados casos)
– honorarios del cirujano, anestesista y resto del personal
Prótesis de mama
– Curas y revisiones durante el primer año.
– 2 sujetadores ortopédicos
– Pack medicación postcirugía (fármacos que debes tomar durante las 2 primeras semanas)
– 3 sesiones de ultrasonidos, si así lo estima oportuno el cirujano.
– Carboxiterapia, si lo ve conveniente el cirujano.

ALTA MÉDICA

A los 10 meses

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Y SI NO VA BIEN Y EL RESULTADO NO ES EL ESPERADO?

De partida, la inmensa mayoría de las personas presentamos asimetrías en volumen y forma entre ambos lados de nuestro cuerpo; además, tras la cirugía, la evolución de un lado es diferente a la del otro; es decir, la cantidad de inflamación, la aparición de hematomas, las molestias, …, son diferentes entre un lado y otro del cuerpo, y en consecuencia, pueden quedar diferencias entre un lado y el otro. Estas diferencias se pueden corregir, aunque normalmente con una segunda intervención. Cuando finaliza la cirugía, ha terminado la labor del cirujano plástico y le toca el turno a tu organismo; a partir de aquí, es tu organismo quien actúa durante aproximadamente 1 año. Te seguimos valorando hasta meses después de la cirugía, para vigilar como se comporta tu cuerpo, como se inflama, como va cicatrizando, como se defiende de los propios gérmenes que habitan la piel. Si hace una inflamación exagerada, si no consigue mantener a ralla a los gérmenes de la piel y se produce una infección, si forma una cápsula exageradamente retráctil y endurecida,…, pondremos los medios para ayudar a corregir lo que esta haciendo o dejando de hacer tu organismo. No siempre es posible corregir al organismo, y por eso, en ocasiones, es necesario otra intervención.

TRAS UN AUMENTO DE PECHO ¿CADA CUANTO TIEMPO HAY QUE CAMBIAR LAS PRÓTESIS?

En principio, no hay una fecha de caducidad para cambiar las prótesis, pudiendo llegar a durar para toda la vida. Las prótesis que se emplean, son de última generación y no hay que cambiarlas cada 10 años, como antíguamente. Sin embargo, es algo físico y aunque pequeña, existe la probabilidad de que la prótesis se rompa. Si se rompe, no va a producir un problema de salud en nuestro pecho, ni en nuestro organismo; simplemente o no notaremos nada o la cápsula que nuestro organismo forma alrededor de la prótesis, puede endurecerse, engrosarse más aún y retraerse deformando el pecho, con el fin de dejar aislada la silicona y ocasionar una contractura que deforme y endurezca el pecho. No es una urgencia y disponemos de meses para cambiar la prótesis. Sin embargo, la inmensa mayoría de las ocasiones que intervenimos por segunda vez a una paciente que lleva prótesis, no es por rotura de la misma, sino porque en su día se implantó prótesis y su piel y su glándula han seguido cumpliendo años, padeciendo las consecuencias de las hormonas, los embarazos, las lactancias, los cambios de peso, el aumento de la flacidez de los tejidos en general, la atrofia,…., y como consecuencia de todo ello, la pérdida de volumen y/o la caída y descolgamiento del pecho. Para corregirlo, muchas veces se reintervienen para recuperar el volumen perdido o para reconstruir y subir el pecho y aprovechamos para colocar un nuevo implante.
Por ello es necesario vigilar la prótesis mediante pruebas de imagen: ecografía todos los años y en determinados casos una resonancia magnética nuclear.

¿SE PUEDE ROMPER UNA PRÓTESIS POR UN TRAUMATISMO?

Es muy improbable; tendría que ser un traumatismo muy severo para que esto ocurriese.

¿PUEDO MONTAR EN AVIÓN TRAS COLOCARME UNAS PRÓTESIS?

Sin problema. Las prótesis no explotan por subirse en un avión, que ademas va presurizado.

¿SE PUEDE DESCOLGAR EL PECHO POR EL PESO DE LA PROTESIS?

Con o sin prótesis, el comportamiento natural del pecho es:
– la pérdida de volumen, que se hace más evidente el la zona del escote
– el aumento progresivo de la flacidez de los tejidos y la piel
– la pérdida en volumen de glándula y el aumento de la cantidad de grasa en el pecho que es un tejido más laxo
El resultado, es la caída y/o pérdida de volumen del pecho; esto es independiente de que lleve prótesis o no. Salvo casos de prótesis exageradamente grandes, esta evolución natural del pecho, no se ve afectada por las prótesis.

¿ME PUEDE DAR EL SOL TRAS EL AUMENTO DE PECHO?

Sí. En cuanto te quitemos los puntos y no haya herida, te podría dar el sol en la cicatriz. En ocasiones, el sol puede hacer que la cicatriz se oscurezca; a veces puede ser hasta deseable. En algunos casos, puede ser aconsejable, ponerse protección solar antes de acudir a la playa o piscina, luego cada 1-2 horas y cada vez que salgas del agua. La protección del sol que te recomendaríamos es la de factor 50+ para niños, ya que resulta más resistente al agua y al roce.
A partir del año, deberás tener las misma precauciones al tomar el sol, que las que se aconsejan para el resto de tu piel.

¿CUALQUIER CIRUJANO PUEDE HACER UNA MAMOPLASTIA DE AUMENTO?

Lo ideal es que te lo realice un cirujano especilista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, que es como se denomina la especialidad. La titulación la puedes consultar en los colegios médicos, en sociedades nacionales como la SECPRE, la AECEP, la ISAPS.

¿ME PUEDO HACER UNA MAMOGRAFÍA TRAS EL AUMENTO DE PECHO?

Sí, se pueden hacer mamografías tras una operación de aumento de mamas. Durante el primer año, el pecho puede estar duro aún, por la inflamación y dificultar la mamografía, pero se pueden recurrir a otras pruebas como la ecografía, el TAC o la resonancia. Pero a partir del primer año, no suele haber problema; lo único que en ocasiones hay que realizar más proyecciones de las habituales.

¿TENGO MÁS RIESGO DE DESARROLLAR UN CÁNCER DE MAMA, POR LLEVAR PRÓTESIS?

No solo no tienes más riesgo, sino que las mujeres que llevan prótesis de mama, cuando tienen la mala suerte de desarrollar un cáncer de mama, se suele diagnosticar en fases mas iniciales, simplemente, porque son mujeres que están sometidas a más revisiones.

¿PUEDO DAR PECHO TRAS UNA OPERACIÓN DE MAMOPLASTIA DE AUMENTO?

Sí. No supone un problema para tu pecho o para el bebe. Solo que habitualmente, cuanto mayor número de periodos de lactancia y cuanto más tiempo de lactancia, suele estropearse más el pecho. Pero no es un problema de salud, simplemente es un problema de estética.

Escribenos y te llamamos:

Acepto los términos (*)