ABDOMINOPLASTIA

VIENTRE PLANO Y FIRME

¿Qué es la abdominoplastia?

La cirugía plástica del abdomen es una de las más frecuentes. Tras grandes pérdidas de peso, embarazos, desórdenes y cambios hormonales, …, se puede perder la cintura, el vientre queda flácido, persiste un acumulo de grasa y un exceso de piel y queda como secuela una mayor separación de los músculos abdominales. Como resultado, un abdomen poco estético y deformado.

Mediante la abdominoplastia se actúa sobre los tres elementos de la pared del abdomen (se repara la distensión excesiva de los músculos abdominales, se elimina el exceso de piel y grasa); queda un vientre plano y se recupera la cintura.

En ocasiones, se combina con liposucción.

En algunos casos se puede realizar una miniabdominoplastia.

Tipo de anestesia empleada

Anestesia general.

Duración de la cirugía

2,5 – 3,5 horas.

Tipo de estancia hospitalaria

1 noche.

Tiempo de recuperación

2 semanas de reposo estricto,  2 semanas de reposo relativo.

Alta médica

A los 10 meses.

Precio

El precio puede variar, dependiendo de cada caso particular, pero como orientación te diremos que financiándolo, cuesta a partir de 112€ al mes, como media, aproximadamente; podrá variar dependiendo de las peculiaridades del caso.

¿Qué incluye el presupuesto?
  • Primera consulta;
  • consulta técnica (para aclarar dudas y concretar el modelo de prótesis definitivo);
  • estudio preanestesia con el especialista en Anestesiología y Reanimación;
  • analítica preoperatoria;
  • honorarios del cirujano, anestesista y resto del personal;
  • prótesis de glúteo;
  • curas y revisiones durante el primer año;
  • 2 bandas abdominales ortopédicas;
  • pack medicación postcirugía (fármacos que debes tomar durante las 2 primeras semanas);
  • 3 sesiones de ultrasonidos, si así lo estima oportuno el cirujano;
  • carboxiterapia, si lo ve conveniente el cirujano.
¿Qué pruebas complementarias previas a la cirugías son necesarias?

Al igual que otras cirugías, es necesario realizar previamente:

  • valoración por parte del cirujano;
  • realización de unas pruebas complementarias:
    • analítica de sangre;
    • electrocardiograma, en determinados casos, no siempre;
    • otras pruebas, en función de posibles patologías que puedas presentar.
Cuidados tras la cirugía

Al finalizar la cirugía, se te coloca un faja compresiva. A partir de este momento, se te darán 3 sesiones de ultrasonidos, que son totalmente indoloros y ayudan a mejorar las molestias, disminuir la inflamación, acelera la recuperación y previene la contractura.

NO PRESCRIBIMOS MASAJES, SON DOLOROSOS Y MENOS EFECTIVOS QUE LOS ULTRASONIDOS.

A los 14-21 días, se retiran los puntos de sutura.

La incorporación al trabajo dependerá del esfuerzo que precise la actividad laboral que desarrolle la paciente:

  • administrativa, dependienta de tienda de ropa (que no tenga que descargar mercancía): 3 a 5 días
  • peluquería, conducir trayectos cortos, cajera de supermercado: 2 semanas
  • limpieza, gimnasio, …, otros trabajos que requieran esfuerzo físico: 1 mes
  • ejercicio especifico de glúteos (“sentadillas”,…): 3 meses.

En cuanto a los cuidados de la cicatriz, te recomendaremos hidratar la piel, aceite rosa mosqueta, Bio-oil, …, protección solar, láminas de silicona ó poliuretano, …., de pendiendo de tu evolución. Si fuese necesario, damos carboxiterapia que ayudara a acelerar el proceso de cicatrización y mejora el resultado.

Podrás tomar el sol en cuanto se te retiren los puntos de sutura y no haya heridas. Aunque poco frecuente, el sol puede oscurecer las cicatrices y la piel inflamada. Es preferible usar protección solar (hay parches para cicatrices que ya llevan integrada la protección solar). El factor de protección solar ó  Sun Protection Factor más adecuado, será una crema de SPF 50 para niños, ya que esta es más resistente al roce y al agua. Es importante:

  • no emplear el protector que nos sobró del año anterior;
  • aplicar protector, al menos 30 minutos antes de la exposición al sol, en cantidad suficiente;
  • repetir cada 2 horas y después de cada baño, aún cuando esté nublado.
  • Evitar la exposición al sol entre las 12:00 y las 16:00.
Riesgos

Lo habitual es que no ocurra nada, pero los riesgos más frecuentes son los de cualquier cirugía:

  • hematoma en mayor volumen de lo normal;
  • infección;
  • efectos secundarios de los medicamentos que se emplean en la anestesia;
  • alteraciones de la cicatriz: habitualmente queda una marca fina, algo más clara que la piel circundante, pero en ocasiones, el organismos puede fabricar una cicatriz hipertrófica, e incluso un queloide. La mayoría de las veces, podemos hacer algo, para corregir la cicatriz defectuosa que ha desarrollado el organismo;
  • falta de riego sanguineo que en su grado máximo, podría llegar a producirse una necrosis;
  • alteración de la sensibilidad: como en cualquier otra cirugía puede ocurrir una alteración de la sensibilidad que normalmente es temporal, aunque puede ser permanente;
  • asimetrias.

PREGUNTAS FRECUENTES – FAQ

Consúltanos tus dudas y te respondemos

Escríbenos y te llamamos

WhatsApp chat